Tres meses después de su asesinato ordenan corregir error y realizar autopsia al cuerpo de periodista

Guatemala, (Cerigua).- La familia del periodista hondureño Nery Francisco Soto Torres, asesinado en septiembre pasado, sigue reviviendo el dolor y sufrimiento de su pérdida, luego que el Ministerio Público (MP) exhumara el cadáver para realizar la autopsia de ley, que por error no se hizo en su momento.


La información, publicada por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), señala que el cuerpo del comunicador fue entregado a sus seres queridos sin practicarle dicho peritaje, necesario para la investigación del crimen, por lo que el Juzgado de Letras Seccional de Olanchito, departamento de Yoro, ordenó a la Dirección de Medicina Forense de San Pedro Sula, exhumar el cadáver del periodista.


La familia del comunicador, de 34 años, mostró dolor al revivir la tragedia, al punto que fue necesario llevar a la madre al hospital local, debido a una descompensación que sufrió al ver que sacaban el cuerpo de su hijo de la sepultura.