Los adultos precoces: Ileana Alamilla

Los menores de edad en Guatemala no tienen garantizados sus derechos, a pesar de la existencia de la Constitución Política de la República, el Código de Trabajo, la Convención de los Derechos del Niño y la Ley de Protección Integral de la niñez y la adolescencia, señaló Ileana Alamilla.

 

Alamilla indicó, en su columna Eclipse, publicada en Prensa Libre, que el derecho primordial a la vida, así como a la seguridad, la educación y la cultura, son permanentemente violados; son horrendos los casos conocidos en la última semana, en los que pequeñas niñas murieron de manera atroz.

 

Pero además, hay otros niños y niñas que mueren a diario por la desnutrición crónica; muchos se involucran con maras y algunos más han optado por quitarse la vida; a esto se suman los pequeños migrantes, enfatizó Alamilla.

 

A decir de la columnista, la educación es un privilegio reservado para algunos; un reportaje de Prensa Libre a finales del año pasado desnudó la realidad "laboral" de los niños que dejan libros por trabajo; las causas son conocidas, pero lo que es más terrible aceptar es que el trabajo de menores de edad está contemplado en la ley nacional, siempre que sea adecuado especialmente a su edad, condiciones o estado físico y desarrollo intelectual y moral.