Caricaturistas se han convertido en blanco de extremistas: RSF

Los caricaturistas se han convertido en blanco de movimientos extremistas, como lo confirman los atentados del 7 de enero en Paris y del 16 de febrero en Copenhague, aunque en ocasiones son los mismos Estados quienes intentan hacerlos callar, con la ley o la violencia, señaló Reporteros sin Fronteras (RSF), al mostrar la obra y combate de ocho caricaturistas amenazados o perseguidos por sus dibujos.

Ferzat en Siria, Dilem en Argelia, Vilks en Suecia, Zunar en Malasia, Prageeth en Sri Lanka, Bonil en Ecuador, Kart en Turquía o Trivedi en India, son víctimas de amenazas; en algunos países fueron agredidos por grupos radicales; en otros, fue el gobierno el que intentó hacerlos callar con arrestos, procesos y sentencias legales.

RsF recordó que el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece restricciones a la libertad de expresión, relativas al "respeto a los derecho o a la reputación de los demás" y "la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas".

El Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión señaló que el derecho a la libertad de expresión incluye la expresión de información que puede "ofender, consternar o molestar".