Congreso: se avizora mayor atraso legislativo

Pese a que el tablero electrónico marco ayer las huellas dactilares de 102 diputados de diferentes partidos políticos, dentro del pleno parlamentario, la agenda legislativa quedo de nuevo entrampada, debido a que los diputados de la bancada Líder, desintegraron el quórum. Por no estar de acuerdo en escuchar el debate de la interpelación de la ministra de educación Cynthia Carolina del Águila, los diputados rojos abandonaron sus curules. Es de recordar que durante un año completo la funcionaria tuvo que acudir en diferentes sesiones a responder preguntas y repreguntas de la bancada roja.

Con manifestaciones de incomodidad y rechazo a la oratoria de más de 45 minutos del diputado Mario Torres, de la UNE, (ex ministro de educación de Alfonso Portillo), y de conocer que habían en lista 40 oradores más, los diputados rojos abandonaron el hemiciclo parlamentario, tratando a sus colegas de la UNE, como payasos y que están haciendo un circo.

Según el jefe de la bancada Líder, la Une coopto la junta directiva  y en alianza con el PP, no quieren que se conformen las comisiones pesquisidoras en contra de los ministros de: Salud, Desarrollo Social y Energía y Minas, dentro del proceso de antejuicio). Y que si ese es el actual panorama "al Presidente del legislativo, Luis Rabbé sólo le quedara tiempo de aprobar un solo decreto, el de cierre de sesiones", dijo en tono burlón el parlamentario Roberto Villate.

Explicó que si faltan 80 oradores para referirse al debate de la interpelación "llegaremos a finales de mayo, inicia el periodo institucional de receso, vienen las alegres elecciones y el final el cierre de las sesiones".

Por su parte el presidente del Congreso Luis Rabbé, al referirse a la desintegración del quórum que ocurrió nuevamente ayer en el Congreso, dijo que: "se debe continuar con la lista de oradores, no se puede con gritos, con megáfonos e irrespeto interrumpir las sesiones", dijo en tono de frustración.