Deducir responsabilidades caso lago de Amatitlán

La renuncia de Edwin Francisco Ramos Soberanis como director de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (AMSA),  aduciendo asuntos personales, es una muestra más del oscuro negocio que afortunadamente pudo detenerse a tiempo gracias a la presión pública, expresaron diputados de la bloque Todos.

Dicha renuncia no libra al ex funcionario de la responsabilidad que tiene ante su participación en la planificación de este hecho que hubiera sido una burda estafa a los contribuyentes y el erario nacional, enfatiza la declaración oficial de dicha agrupación política. Dicho bloque indica que en esto hay que deducir responsabilidades y exigen se ahonde en una investigación para recobrar los mas de Q22 millones pagados a la firma israelí que se comprometió a sanear dicho lago y no lo hizo.