Deducirán responsabilidad en intoxicación de niños en Aldea Buena Vista

Una jornada de desparasitación y aplicación de flúor en la escuela primaria ubicada en la aldea Buena Vista en San Pedro Sacatepéquez, terminó con la intoxicación de más de 150 niños y niñas el pasado 6 de febrero. De acuerdo con padres de familia consultados, el Ministerio de Salud no acompañó el proceso para la aplicación del medicamento, mientras tanto el Ministerio Público (MP) realiza una investigación por lo sucedido. "Vine a traer a mi nena de preparatoria cuando encontré a varios niños llorando. Me dijeron que les habían dado un desparasitante. Después vi a mi niño que está en tercero –primaria– y me dijo que la medicina le hizo daño. Él estaba pálido y cuando llegó a la casa empezó a vomitar", relata aún afectada Ana Felix, la madre de uno de los niños intoxicados.

De acuerdo con el Comité de Madres de Familia de la Escuela, los menores aún están afectados, y por eso les proporcionan alimentos que no lastimen su estómago, como frutas y vegetales, ya que después de la intoxicación temen una recaída.

Según los relatos, el día que les proporcionaron los medicamentos ningún representante del Ministerio de Salud se encontraba en la escuela, donde estudian más de 600 niños de la jornada matutina, lo que agravó el problema.

Con el propósito de tomar las mejores decisiones y estar informados globalmente sobre los efectos de los fenómenos climáticos en las cosechas, El Gobierno de Guatemala a través de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN), basa sus pronósticos en al menos en cuatro agencias internacionales, entre ellas la NASA.

Por lo anterior la Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna (FEWS NET por sus siglas en inglés), brinda a países, entre ellos Guatemala, importantes alertas tempranas y análisis precisos sobre los factores que contribuyen a la inseguridad alimentaria, especialmente en los fenómenos naturales como lluvia, sequía, temperatura del mar y nieve o heladas.