Diputados niegan alianza para no trabajar, pero incumplen con trabajo legislativo

Los diputados no sesionaron nuevamente ayer por la falta de quórum, como ha sucedido desde hace 43 días, pero sí se reunieron 72 legisladores para leer las últimas prórrogas de los estados de Calamidad Pública por el terremoto en San Marcos y la sequía prolongada, enviadas por el Ejecutivo. Algunos expertos en el tema, no descartan que detrás de la negativa de no sesionar durante estos días exista una negociación oculta.

La décima tercera sesión plenaria declarada permanente estuvo convocada para las 10 horas  sin embargo, la ausencia de diputados una vez más fue evidente ya que el tablero electrónico solo marcó la asistencia de 72 legisladores a quienes parecía no interesarles debatir ni discutir las prórrogas de los estados de Calamidad Pública que han entrampado la agenda legislativa.

Ante esa situación, el presidente del Congreso, Luis Rabbé, decidió dar lectura a las últimas ampliaciones de los referidos estados de Calamidad enviados por el Ejecutivo sobre el terremoto ocurrido en San Marcos y por la sequía prolongada que afectó a varias regiones del país. La decisión de Rabbé solo ocasionó alegatos en el Hemiciclo Parlamentario, lo cual llevó a suspender la plenaria.

Orlando Blanco, jefe de la bancada UNE, expresó que enjuiciaran a Rabbé por haber ordenado la lectura de las solicitudes del Ejecutivo sin quórum, dichas lecturas no tienen legalidad y no justifican que el gobierno siga comprando sin dinero.