Muerte de otro periodista guatemalteco incrementa repudio nacional e internacional

A menos de cuatro días del asesinato de dos periodistas en el suroccidental departamento de Suchitepéquez, ataque en el que también resultó herido un tercer reportero, este viernes fue asesinado otro comunicador en el mismo departamento, ahora en el municipio de Chicacao.

El alevoso crimen de los periodistas Danilo López y Federico Salazar, corresponsales de Prensa Libre y Radio Nuevo Mundo, respectivamente y las heridas ocasionadas a Marvin Túnchez, de un medio local, provocaron una condena masiva, de distintos sectores de la sociedad civil guatemalteca, del gremio periodístico y de entidades internacionales de prensa.

Dos individuos fueron capturados por las fuerzas de seguridad, Sergio Valdemar Cardona Reyes y Artemio Ramírez, señalados de haber cometido el crimen. Sin embargo, cuando la conmoción por estos repudiables hechos aún permanece en la población, particularmente en el gremio periodístico, fue atacado a tiros el reportero Guido Armando Giovanni Villatoro, de la empresa Servicable, en Chicacao, Suchitepéquez.

El ataque ocurrió en las afueras del canal, alrededor de las 20:00 horas, por dos sujetos que se movilizaban en motocicleta; Rony Reyes, trabajador del medio, dijo que los responsables fueron un menor de edad y un joven de aproximadamente 18 años. En estado delicado Villatoro fue trasladado al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), donde lo atendieron y posteriormente fue llevado al Hospital Nacional de Mazatenango, donde falleció.