Diez periodistas de Honduras fueron agredidos e intimidados por policías

Diez periodistas de la ciudad de Catacamas, departamento de Olancho, Honduras, fueron objeto de agresiones física, intimidación armada y destrucción de sus equipos periodísticos, durante la cobertura de una jornada nacional de movilizaciones, convocada por varios sectores estudiantiles, para rechazar las políticas gubernamentales que extienden la jornada educativa.

Una alerta emitida por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) detalla que los uniformados, José Santos Ramos Mejía y José David Zúñiga Amador, accionaron las palancas del cerrojo de sus fisiles, en medio de los diez periodistas y de los manifestantes.

El hecho más grave se registró contra el periodista Raúl Amador, de Canal 30, al ser intimidado por el policía Ramos Mejía, quien intentó amenazarlo con su arma de reglamento y lo amenazó con disparar si no dejaba de grabar la protesta, en la que participaban más de 1 mil 500 estudiantes del Instituto Técnico "18 de Noviembre", principal centro educativo de secundaria en la ciudad.

Luego de esto el policía agredió al periodista Amador, al arrebatarle su cámara y estrellarla contra el suelo; durante la cobertura de las movilizaciones, la patrulla 20-15 al mando del inspector Zúniga Amador, irrumpió abruptamente y embistió con su vehículo a los alumnos. "Unos mil 500 muchachos entre 13 y 15 años, luego de congregarse en una cancha deportiva en el interior del Instituto, salieron a las calles; estaban manifestándose pacíficamente y esperaban movilizarse hacia el centro de la ciudad, cuando los efectivos empezaron a amedrentar a la población estudiantil", indicaron los periodistas que cubrían la manifestación.